WAGO presenta una solución para implementar redundancia de controlador a nivel Aplicativo

Dos controladores funcionando en  paralelo para  mejorar la disponibilidad en sistemas de supervisión y monitorización de alarmas.

Durante la feria SMM en Hamburgo, de este año, WAGO está presentando una solución para implementar  controladores redundantes y poder así aumentar significativamente la disponibilidad en aplicaciones de monitorización de alarmas y supervisión. Lo que diferencia a esta solución de redundancia, de las demás es que no precisa de hardware especial sino que utiliza una gama de controladores Ethernet WAGO con comunicaciones Modbus/TCP, esto no sólo hace que la puesta en marcha sea sencilla, sino que también ofrece una ventaja económica para los clientes, especialmente al integrar la solución en sistemas de automatización existentes.

Solucion Redundancia

 

 

La herramienta de WAGO e!COCKPIT se utiliza como entorno de programación para el controlador. Al tratarse de un entorno de programación multi-nodo, puede descargar el programa de PLC para ambos controladores de  manera simultánea. La lógica de redundancia de controlador se suministra a través una librería de software que incluye las funciones de sincronización necesarias y debe integrarse en los PLC maestros. La librería también incluye las funciones para poder utilizar periferia distribuida mediante una red de comunicaciones redundante  utilizando dispositivos con una conexión de red doble.

 

Estos dispositivos, conocidos como acopladores inteligentes, no tienen que ser programados; su aplicación arranca desde una tarjeta SD y luego se configuran a través de un servidor Web integrado. Los módulos entrada/salida, ya sean analógicos o digitales, son detectados automáticamente por el acoplador inteligente y su mapa de entrada/salida de procesos se genera automáticamente de manera que el hardware de entrada/salida este accesible por los PLC maestros. Además, el PLC maestro puede comunicarse con sistemas SCADA de supervisión de alto nivel a través del protocolo Modbus-TCP. La comunicación redundante se lleva a cabo más de dos redes independientes.

El diseño de la solución se corresponde con un sistema tolerante a fallo de tipo SPOF (único punto de fallo), lo que significa que cualquier avería que se produce, por ejemplo, una pérdida de la fuente de alimentación, de la conexión a internet, de los interruptores o del responsable del tratamiento, siempre se puede compensar. La duplicidad de la topología de Ethernet y la transmisión de mensajes redundantes permite la conmutación instantánea (“transferencia sin saltos”) en el caso de que se produzca un fallo en la red.